Día 20 en EEUU

Cruzamos el charco para vivir uno de los viajes mas vibrantes. Veintiún días de aventuras por los Estados Unidos de Abraham Lincoln, de la libertad y de las hamburguesas gigantes. 4000 km por la costa Oeste donde emularemos a los vigilantes de la playa, jugaremos un BlackJack, conviviremos con osos negros y seremos presos por un día.

Esto es LOST IN USA’10

9 de Septiembre Presos en Alcatraz

~ Tramo Verde ( San Francisco) California

Nuestro ultimo día en tierras americanas!!!…, bueno, a mi aun me quedaba un día y ocho horas gg.

Aprovechamos hasta el ultimo minuto en la cama, después, desayunamos e hicimos las maletas. Por fin íbamos a organizar las maletas que tantas vueltas habían dado.

Por la mañana aprovechamos a visitar la catedral y el ayuntamiento.

Ayuntamiento de San Francisco

Dentro de la catedral, había un laberinto que según los curas, mentes brillantes, ancianos y todo San Francisco, afirmaban que si le completas sin salirte y mientras rezas, encuentras la paz.

Yo sinceramente lo único que encontré fue un mareo del tres al cuarto.

El resto de mañana la tomamos libre para irnos de tiendas. Fuimos al centro comercial de seis plantas y pasamos el resto de la mañana. En mi caso y en el de Dani, lo dedicamos a conseguir la colección de monedas. No sabéis lo que me costo conseguir la moneda de 1$ y la de 50cnt.

A las 14:00 se nos acaba la reserva del hotel así que cogimos la furgoneta y nos fuimos a comer unas hamburguesas a la playa de San francisco. Aprovechamos para subir al mirador de San Francisco (Twin Peaks) y sacar unas buenas fotos de las vistas.

La tarde pintaba larga, en SanFran ya no nos quedaba nada mas por visitar y hasta las 20:00 no teníamos que ir al aeropuerto. Sentados en el coche, Rebe decidió volver a ir de compras, así que todos excepto Pascu, Gamo y yo fueron de compras. Dejamos a los compradores compulsivos en el centro y nosotros aprovechamos para ir al puerto y visitar el museo de cera, una tienda gigante de golosinas, un mini parque de atracciones….

Sobre las ocho poníamos rumbo al aeropuerto. De camino vimos una zona residencial con unas llamas de unos cuantos metros. (al llegar a España nos enteramos que hubo un escape de gas). Aparcamos la furgoneta en el parking y me despedí de toda la banda. Mi vuelo salía (por desgracia o por suerte, yo solo tenia una escala y ellos cuatro), a las ocho de la mañana.

Cene un bocadillo e intente buscar la mejor postura en aquellas sillas de metal tannnnn incomodas. Recuerdo que me puse hasta cinco alarmas por si me quedaba dormido…. iluso de mi!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: