Día 15 en EEUU

Cruzamos el charco para vivir uno de los viajes mas vibrantes. Veintiún días de aventuras por los Estados Unidos de Abraham Lincoln, de la libertad y de las hamburguesas gigantes. 4000 km por la costa Oeste donde emularemos a los vigilantes de la playa, jugaremos un BlackJack, conviviremos con osos negros y seremos presos por un día.

Esto es LOST IN USA’10

4 de Septiembre Rumbo al Gran Capitan!!

~ Tramo Morado (Sequoia National Park – Yosemite Park) California

Abandonamos el Parque Natural de Secuoyas y ponemos rumbo a Yosemite uno de los parques naturales mas grandes de Estados Unidos.

Nuestra experiencia entre Secuoyas había sido impresionante,  pero todos teníamos las ganas incontrolables de abandonar el camping. Este era nuestro tercer día sin podernos duchar, la cantidad de mosquitos llegaba a convertirse en un problema mas que molesto y sino que nos lo pregunten a Pascu, Gamo y a mí que no nos respetaron ni la cara!!.

Antes de llegar a Yosemite, paramos en Fresno y aprovechamos para hacer la compra de los próximos cuatro días.

Esta noche nos fue imposible alquilar una parcela en Yosemite,asi que  no nos quedo mas remedio que buscar refugio por los alrededores. Al final conseguimos tener nuestra parcela en un camping llamado “Chilkoot” a unas 17 millas del parque.

~ Yosemite


Una vez dentro del parque hicimos una de las rutas: “Mariposas”, apenas cuatro kilómetros entre secuoyas y donde se encontraba uno de los puntos de interés, “Fallen tree”. Una inmensa secuoya que anteriormente hacia de túnel para los carruajes.

Hasta este punto solo llegamos Rebe, Dani, Elena, Pascu y yo, los demas ya estaban cansados de tanta secuoya jaja.

Buscando el camping dimos mil vueltas, no lo encontrábamos ni el mapa ni en las señales. En uno de los cruces leímos: “central camp”, recorrimos nueve kilómetros de carretera con millones de baches donde se nos hizo de noche y decidimos dar media vuelta.
Totalmente desesperados y con la noche encima intentamos buscar un hotel, cuando de pronto Pascu vio la señal de “Chilkoot 4 millas”. Llegamos totalmente de noche, en él no había ni recepción, ni guardia, ni baños… por no haber no había ni retrete en su lugar había un hoyo y una pala con la que echar la tierra.

Montamos las tiendas con la ayuda de los frontales y cenamos  acompañados con la música de nuestros vecinos, unos japoneses que nos dieron bastante guerra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: