Día 13 en EEUU

Cruzamos el charco para vivir uno de los viajes mas vibrantes. Veintiún días de aventuras por los Estados Unidos de Abraham Lincoln, de la libertad y de las hamburguesas gigantes. 4000 km por la costa Oeste donde emularemos a los vigilantes de la playa, jugaremos un BlackJack, conviviremos con osos negros y seremos presos por un día.

Esto es LOST IN USA’10

2 de Septiembre Reencontrandonos con la madre naturaleza

~ Tramo Naranja (Death Valley -Sequoia National Park) California

Nos preparamos psicológicamente para los próximos siete días que iban a ser infernales y nos fuimos a un “laundry” (típica lavandería americana). Por excasos 4$ lavamos y secamos las toneladas de ropa sucia que teníamos amontonadas y ya de paso aprovechamos a comprar en el supermercado de al lado.

~ Sequoia Nacional Park

Entre la lavandería y el viaje hasta Sequoia Nacional Park apenas nos dio tiempo para hacer una pequeña ruta por Morro Rock, que es uno de los puntos más altos del parque y se puede disfrutar de unas maravillosas vistas. Sinceramente, me esperaba algo mas espectacular después de haber subido las 400 escaleras de piedra.

Por la noche, volvíamos a mi particular pesadilla: dormir en un camping. La comida había que dejarla guardada en unas cajas de metal junto a nuestra parcela para evitar que los osos, ciervos y demás animales salvajes se la comieran y quien sabe si a o nosotros tambien xD.

De todas formas, habiendo visto una cascabel, un escorpión, un ciervo y decenas de ardillas ya estábamos concienciados de que los animales nos rodeaban.

Conseguimos hacer fuego con unas hojas secas y unas ramas, pero poco nos duró el éxito aunque fue lo suficiente para cenar y ahuyentar la gran cantidad de mosquitos que se estaban dando un festín con nuestros cuerpos.
Javi y Cris fueron a los baños que estaban como a 200m de nuestra parcela. A los pocos segundos escuchamos un : “ Mi chancla!!” y vimos a parecer a Javi corriendo a toda pastilla y tirando de la mano de Cris.

Habían visto un animal grande a las puertas del baño, y con todas las indicaciones de osos negros que hay por el parque, sinceramente estábamos acojonados.

Fuimos a investigar con los frontales y  allí estaba, un ciervo enorme, con una
digna cornamenta. Cuando le alumbramos nos quedamos mirándole sin decir nada,
y el nos miró igualmente, hasta que echó a correr.

Después del susto nos fuimos cada uno a nuestras tiendas menos Javi y Cris que optaron por dormir en el coche….mas seguro según ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: