Día 5 en Amsterdam (Fin del viaje)

Cinco agotadores días en la cuidad de las dos caras. Una del vicio y del ocio donde las leyes se escriben al revés.

Y otra parte una impresionante ciudad bañada por decenas de espectaculares canales y coloreada por infinitos campos de tulipanes.

Amsterdam is different, Amsterdam is freedom

25 de Septiembre entre carritos y maletas

~ Schiphol

El día comenzó continuó con un sobresalto, situación: Todos tirados en mitad del aeropuerto, cuando me despierto sobresaltado por alguien me que me esta dando patadas en los pies. Abro como puedo un ojo y veo una mancha borrosa con uniforme y un fusil en la mano.

Imaginaros el sobresalto!!.

El policía hace lo propio con los demás y nos dice que no se puede dormir en el suelo mientras nos señala unas sillas de metal que podrían pasar por sillas de tortura.

Con un cuerpo totalmente masacrado y con mucho sueño empezamos a reorganizar las maletas, pesarlas y prepararnos para la facturación.

EASYJET - EZY7906
DOM 25SEP       AMSTERDAM     MADRID     09:55    12:25
TERMINAL 1                              DURACCION 02:30

A Víctor, Dani y a mí aun nos quedaba un pastel de marihuana, yo sinceramente no tenia el cuerpo para mas fiesta. Víctor se comió medio y Dani que quería emociones fuertes se le comió entero.

Ya en el avión empezaba a notar los efectos del bizcocho. Lo mas gracioso fue cuando; Aun el avión estaba sin moverse y con la puerta abierta, Dani me agarro el brazo sobresaltado y me dice:

–         Sergio!!! porque no cierran la puerta!, nos estamos moviendo y la puerta no la cierran.

–         Eeeee  esto Dani, tranquilo que seguimos parados

–         Ostiaaaaaaaaaa que se mueve todo…

–         jajaja

Otras consecuencias que fue apuntando en un papel:

  1. Frio
  2. Frio
  3. Calor
  4. Temblores
  5. Desorientacion
  6. Sueño
  7. Risa

“Si montáis en un avión, NO os comáis un bizcocho de Ámsterdam, se te puede hacer el viaje muy muy largo”

@Dani

Para ver la galeria de fotos completa: Amsterdam

Día 4 en Amsterdam

Cinco agotadores días en la cuidad de las dos caras. Una del vicio y del ocio donde las leyes se escriben al revés.

Y otra parte una impresionante ciudad bañada por decenas de espectaculares canales y coloreada por infinitos campos de tulipanes.

Amsterdam is different, Amsterdam is freedom

24 de Septiembre De canal a canal y tiro porque…


Tras recoger los bártulos y una buena ducha fuimos hacer el check out.

Por delante teníamos un día que iba a dar mucho de si, el primer destino fueron las consignas de la estación central. Una vez olvidados del problema de las maletas empezamos a organizar el día.

Con nuestro querido café en mano fuimos a comprar los billetes para el viaje en barco por los canales.

~ Canales de Ámsterdam

Sin duda visita obligada

El paseo de algo mas de 40 minutos recorre el canal principal de Ámsterdam y  los sitios mas emblemáticos de la ciudad.

La única pega que le podría encontrar es que el audio, solo esta disponible en Ingles y Holandés.

~ Begijnhof

Uno de los rincones mas escondidos de Ámsterdam y no es para menos ya que en su interior se encuentran unos patios inmensos plagados de jardines y una capilla que se construyo en  1419 de forma clandestina.

Nos toco dar un par de vueltas para encontrar lo

La tranquilidad que se respira y lo inmensos patios lo hacen sin duda de uno de los rincones mas bonitos de Ámsterdam.

~ Museos Van Gogh y Rijksmuseum

Aprovechamos el día para comer y descansar en lo jardines de “museumplein”.

Sin embargo Rebeca, David y Paraguayo no querían descansar sino mas bien todo lo contrario, querían euforia gg. De postre comieron un bizcocho de Marihuana así que luego no había quien les aguantase xD

~ Ámsterdam Arena

El viaje en el metro fue carcajada tras otra y toda la culpa la tienen los bizcochos de Ámsterdam. David y Paraguayo no pararon de reírse en todo el camino. Cuando parecían que se habían calmado, cruzaban las miradas y de nuevo a reírse, ¿Por qué?, ni ellos lo saben.

Cuando quisimos entrar al museo nos llevamos le chasco, esté no esta dentro del estadio sino en el centro de Amterdam y la entrada era muy cara. Intentamos convencer les para que nos dejaran entrar a ver el campo de fútbol pero fue imposible. Estaba todo bajo vigilancia ya que el derbi Ajax – Twente se jugaba en apenas 4 horas.

De vuelta al metro nos encontramos con algún percance. Los ultras del Ajax  llegaban al estadio y nos los cruzamos, primero un grupo de tres, nos llamaron bastardos (pasamos de largo como si nada).

Después, un segundo grupo de 20, se nos acercaron y nos preguntaron de donde éramos, al decir España nos dejaron de lado, ¿Qué hubiera pasado si fuéramos hinchas del Twente? mejor ni imaginarlo.

~ Sábado noche

La noche prometía ser larga, compramos unas cuantas cervezas y nos fuimos de nuevo al parque VondelPark.

En Ámsterdam esta permitido fumar, la prostitución pero creedlo o no, teníamos dudas sobre el botellón. Preguntamos a unos policías que solo les falto descojonarse en nuestra cara.

Aguantamos unos mejor que otros, a la pobre Rebe le empezó a pasar factura el bizcocho y se nos quedo dormida. Después de 5 horas de euforia es lo que tiene… jaja

Alternamos entre el Bull Dog Caffe y un bar Argentino que nos ofreció unas copas gratis y que no iban a ser mas que el inicio de una larga lista.

Poco a poco fuimos desapareciendo con un mismo destino, el aeropuerto. Víctor, Lety, Keko y yo fuimos los últimos en despedirnos de Ámsterdam.

La vuelta al aeropuerto fue un autentico caos. Víctor era el único que sabia que tren coger y era el mas perjudicado de todos!!,

–         Víctor ¿Cual es el numero del tren? – eeee, tengo sueño

–         Víctor, responde – eee, no sé

–         Víctor, que te suelto una hostia!! Jaja

Al final, tras preguntar, correr, pasar frió, sentarnos en medio del vagón; Llegamos al aeropuerto sobre las 5 de la mañana y allí, como vagabundos en mitad de la terminal estaban los demás.

Día 3 en Amsterdam

Cinco agotadores días en la cuidad de las dos caras. Una del vicio y del ocio donde las leyes se escriben al revés.

Y otra parte una impresionante ciudad bañada por decenas de espectaculares canales y coloreada por infinitos campos de tulipanes.

Amsterdam is different, Amsterdam is freedom

23 de Septiembre entre gnomos y pintas

~ Volendam

Impresionante pueblo al norte de Ámsterdam, compramos los billetes en la estación central y en apenas 30 minutos llegamos al destino.

Tengo que hacer un inciso para hablar de la cafetería de la estación central xD. En cada viaje he tenido mi pequeña adicción al café:
– En EEUU fue el Vanilla Sky que por 1$ me volví a adicto
– En Ámsterdam fue el café con leche de la estación central, cada vez que pasábamos por ella ( y no eran pocas veces), caía uno.

PD: Y no era el único….

Volviendo a Voldendam, teníamos toda la mañana para pasear por el puerto y disfrutar de las impresionantes casas de madera, cada una de color y al mas puro estilo Holandés. Compramos suvenirs y nos dio tiempo para descansar en el puerto.

Tengo entendido que algunos días la gente del pueblo sale con las vestimentas típicas de Holanda y pasean por el pueblo dando un ambiente aun más si cabe Holandes.

~ Mercado de las flores

Uno de los sitios mas conocidos de Ámsterdam, tuvimos que correr para poder ir a verlo, cerraban pronto así que apenas tuvimos 40 minutos para ver el mercado.

Vimos los diferentes tipos de plantas y semillas, desde plantas carnívoras, pasando por cientos de tulipanes hasta plantas de marihuana.
Dani y yo compramos una bolsa de 50 bulbos de tulipanes que nos salio por 10 euros.

~ Setas y Bull Dog

Llego la hora de las esperadas setas, habíamos leído, buscado información e incluso preguntado ya en varias tiendas. Efectos, contraindicaciones, tipos, duración y un largo etcétera que nos habíamos “empollado”.

Entramos en un smartshop del centro y nos aconsejaron comprarnos 10gr entre dos personas por ser la primera vez y de las mas flojitas la Mexicana.

Nivel de flipe = 3 planetas y medio sobre 5 xD

El prospecto lo decía bien claro, comer en espacios abiertos así que que mejor que hacerlo en un parque, Vondelpark.
En fila sentados como esperando el milagro fuimos comiendo las setas, setas que por cierto sabían muy mal, de un sabor extremadamente amargo y de su apariencia ya ni hablamos.

Víctor y Ángel no se apuntaron, decidimos que dos personas al menos estuvieran en condiciones por si hubiera algún problema.
Supuestamente el efecto tardaba 40 minutos y si, hubo efectos. Poco a poco iban apareciendo, particularmente:

– Los colores resultaban más llamativos
– Pesadez en las piernas al andar
– Una continua tontería y ligera ida de cabeza

Por supuesto no eran grandes efectos ya que con 5gr es la menor dosis pero era increíble como podías llegar a emparanoiarte con cualquier cosa, mismamente una goma o un papel.

Tras estar dos horas en el parque y con alguna risa entre otra, sobre todo Rebe y lety nos fuimos a tomar unas cervezas al Coffe Shop Bull Dog.

Comenzamos con medias pintas de Heineken Ice en su vaso helado y con buena música de fondo.

A la hora y media el panorama era radicalmente contrario. Ya no eran medias pintas sino pintas y no una ni dos sino unas cuantas, dejamos las banquetas y nos pusimos a bailar en mitad del Bull Dog.

Sobre las nueve de la noche el bar se empezaba animar y el DJ nos puso unas cuantas, el tiburón, aserejé e incluso la canción del mundial en castellano.
El ambiente era increíble y sin duda la primera fiesta en Ámsterdam fue de 10.

El baile de Dani no podía faltar

Día 2 en Amsterdam

Cinco agotadores días en la cuidad de las dos caras. Una del vicio y del ocio donde las leyes se escriben al revés.

Y otra parte una impresionante ciudad bañada por decenas de espectaculares canales y coloreada por infinitos campos de tulipanes.

Amsterdam is different, Amsterdam is freedom

22 de Septiembre emulando a Don Quijote

~ Zaanse Schan

A las ocho estábamos en pie y a las nueve en la entrada del camping. Por delante teníamos la misión de destruir a los gigantes Holandeses y sí, lo conseguimos.

El Pueblo es pequeño apenas llegaría a los mil habitantes pero sin duda  el atractivo turístico eran los colosales molinos de viento que bordeaban la costa. Rojos, azules, verdes unos mas pequeños otros más grandes, pero todos ellos espectaculares.

Impresionantes los Molinos de madera

El verde fue el elegido, pagamos los cuatro euros que vale la entrada y entramos en las entrañas del gigante. Era espectacular la cantidad de engranajes y poleas de madera que eran movidas por las aspas y que a su vez movían unas ruedas de piedra que machacaban los cacahuetes consiguiendo aceite.

Nuestra escalda hasta arriba no fue coser y cantar sino que se lo
digan a Monica  gg

Para volver al pueblo optamos por pagar un euro y que nos llevasen en barca hasta la otra orilla. Una pareja de holandeses muy amables y también muy cabrones graciosos, nos llevaron no antes sin habernos mojado a Keko, Paraguayo y a mi que disfrutábamos de las vistas en la parte delantera de la barca.

El resto de la mañana por el pueblo lo pasamos entre gritos de Mónica, Rebe y Lety, sí, es cierto, el pueblo estaba plagado de arañas gigantes y por el contrario deshabitado de personas. Pero eso no significa dar rienda suelta a la cantidad de gritos que pudieron dar en media hora.

~  Heineken Experience

Ya con el estomago lleno (y menos mal…), decidimos ir a visitar la antigua fabrica de Heineken.

Empezamos con un pequeño cabreo, sobre todo Rebe que llego a llamar zorra a una de las trabajadoras, jaja (pelea de mujeres donde yo, no me meto).

El museo esta muy bien, nada comparable al de Guinness que visite en Dublín. Esté, esta mejor organizado, mas visual, abundantes explicaciones, zonas de ocio y participación  e incluso acceso a una película 4D.

Llegamos al sitio mas esperado de la visita, el ultimo piso y por consiguiente el bar, cada uno de nosotros teníamos dos pines (1 PIN = 1 caña) que venían en la pulsera.

No sin antes pasar por la zona Champions

Fue sentarnos en una de las mesas y empezó a suceder cosas inexplicable; Las caras se volvieron borrosas, las tonterías hacían acto de presencia y por alguna razón que aun desconozco la gente nos regalaban sus pines.

Uno chicos de al alado, gracias a Lety, que se enamoraron de ella, nos regalaron seis, un señor otro y un camarero otro buen puñado.

En pleno clímax, empezamos a cantar “Andres Iniesta lararalala”. La cara de paraguayo era de un tierra tragame y mientras, nosotros, al cántico. Incluso cantamos un cumpleaños feliz en honor a un argentino.

Aquí llego la clave, el golpe final para cerrar nuestra visita al museo. Con unas cuantas cañas en el cuerpo, David “engatuso” a uno de los camareros y le dejo caer una apuesta.

El dialogo fue algo así:

–         We’ll do something special and then you’ll bring us one Heineken

–         One Heineken?¿?

–         No, no, no, no, noooooo, no

–         One para uno, dos, tres, cuatro… (mientras nos señalaba)

El resultado fue….. Bueno lo veis vosotros mismos que vale mas una imagen un vídeo, que mil palabras.

Y nuestra recompensa:

El resultado de todo esto: Salimos dos horas mas tarde de lo previsto, con una castaña que ni en una barra libre.

Mientras Blanca y Dani no daban crédito a nuestro estado, solo les falto cambiarse de acera y hacerse los despistados.

~  I’m Amsterdam

Estábamos a un paso del Rijksmuseum, pero nuestro destino eran las letras “I’m Ámsterdam” que se encuentran enfrente. Aun no se ni como conseguimos subirnos con la que llevábamos pero aquí os dejo la prueba.

Necesitábamos meter algo pronto al estomago y como no nos poníamos de acuerdo cada uno fue a cenar por su cuenta quedando luego en la plaza Damm. Víctor, Ángel, Mónica y yo nos fuimos a un Kebab. Mónica aun sigue creyendo que ceno rata.

~  Museo del Sexo

Y de la plaza Damm fuimos al museo del Sexo que por 4€ nos echamos unas risas y algún otro susto como el que me lleve cuando subía las escaleras y un culo con ojos me soplo en toda la cara, totalmente psicodélico. Lety también tuvo lo suyo con un ogro que salía de la pared.

El sitio  esta entretenido con objetos curiosos y con fotos de todas las épocas.

~  Barrio Rojo

Como la noche anterior fuimos demasiado pronto al barrio rojo decidimos volver a darnos una vuelta, aparte teníamos una apuesta pendiente y casi una obsesión de paraguayo. A ver a quien de todos nosotros nos hacia el amago de abrir una de las puertas. Solo conseguimos sonrisas y algún que otro guiño.

Día 1 en Amsterdam

Cinco agotadores días en la cuidad de las dos caras. Una del vicio y del ocio  donde las leyes se escriben al revés.

Y otra parte una impresionante ciudad bañada por decenas de espectaculares canales y coloreada por infinitos campos de tulipanes.

Amsterdam is different, Amsterdam is freedom

21 de Septiembre entre humo y nubarrones

~ Amsterdam

A nuestra llegada a Schiphol decidimos desayunar y comprar el bono de tren/autobús para los próximos cinco, la mejor opción por solo 27 euros.

Tan solo 20 minutos y ya echábamos de menos el café de España

Al llegar al camping nos atendió el dueño, que hablando en plata, era un cachondo. Nos explico los horarios del camping, trenes y autobuses y después nos enseño en un mapa los sitios mas turísticos. Entre ellos el barrio rojo que según él, solo era para nosotros y la calle principal de tiendas que solo era  para las mujeres.

El camping era lo esperado, barato pero con las claras contras de pagar por todo. Por cada euro teníamos 6 minutos de ducha, las sabanas 5€ y por cualquier manta extra mas de lo mismo incluso vimos que el radiador funcionaba con monedas jaja.

Las habitaciones estaban muy bien, eso sí, con un olor a marihuana que hubiera colocado hasta el mismísimo Bob Marley.

Y repartición la hicimos de forma rapida: Al bungalow las pajeras (Leti-Keko, Mónica-Ángel y Rebe-David) y al chalet de madera los demás (Blanca, Patry, Víctor, Paraguayo, Dani y yo).

Dejamos las maletas y fuimos a coger el tren que lo teníamos a unos 20 minutos andando y de ahí directos a la estación central en pleno centro de Ámsterdam, eso sí, después de 40 minutos de tren.

Primera actividad del viaje y primer contratiempo. No llegamos al free tour que habíamos reservado así que con nuestro gozo en un poco y con mapa en mano decidimos recorrer el centro de Ámsterdam.

El centro de Ámsterdam nos impresiono por la cantidad de Coffe shops, Smartshops  y sobre todo bicis.  En la vida me habia sentido amenazado por una bicicleta, pero aquí sentí que mi vida estaba en peligro.

La prioridad en Ámsterdam es: Bicis, motos, coches y peatones

Fuimos al primer museo, la casa de Ana Frank. El recorrido esta bien pero dejando de lado la historia que lo rodea no es mas que una simple casa donde se ocultó.

Comimos en la Plaza Damm al estilo español, bocata en mano y jamón, queso y chorizo que no falte.

Ya por la tarde y con la excusa del mal tiempo, aunque cualquiera nos hubiera valido, entramos en un Coffe Shop “Coffe Universal”. Lo habíamos oído, incluso visto en fotos o vídeo pero seguíamos creyendo que era un mito, una fantasía de los marihuaneros pero no, existen y  Ámsterdam esta lleno. Es mas, las cercanías al barrio rojo solo huele  a una cosa y no es precisamente a aire fresco.

Hay dos tipos de Coffe Shop, donde se vende marihuana pero no alcohol y otros donde se venden alcohol, se puede fumar pero no se venden. Nosotros, por supuesto fuimos al que venden alcohol pero antes compramos un par de esos que la gente no soltaba.

La tarde fue divertida, muy divertida. El camarero un clon de cualquier hooligan ingles, se nos enamoro de Rebe. Nuestra mesa fue su elegida para dar mucha guerra y la frase:  Barbara (así que como llamaba a Rebe) you are a Sex Boom!! la repetía constantemente, incluso la llego a oler su pelo. La cara de David era todo un poema jaja, mientras Paraguayo tuvo un pequeño…, bueno os dejo la foto que habla por si sola.

Otro de los sitios que no acabas de creértelo hasta que te ves inmerso en calles rojizas, escaparates con maniquís vivientes, y mucho mucho vicio.

He de decir que la mayoría de las chicas que estaban en escaparate podrían pasar por modelos y no, no exagero. Lo debatimos entre todos y llegamos al consenso.

Un sitio único que merece una visita

Ya con el cansancio acumulado y para hacer caso a los consejos de “alimentaros bien” nos fuimos a cenar al McDonald’s.

Pirineos III – Ascensión al Midi D’ossau

Sol, lluvia, hielo y mucha nieve la que nos encontramos en nuestros tres días de ruta por las zonas francesa y española. Refugio de Sarradets, casa de Piedra, Bujaruelo, Brecha de Rolando, Faja de las Flores, Ordesa, Midi D’ossau. Son algunos de nuestros espectaculares objetivos.

Pirineos – Pirenaicos 2011

~ Ascensión Midi D’ossau 2884 metros

Ultimo día por tierras pirenaicas, hoy tocaba subir a “la roca” como se le denomina al imponente Midi D’ossau (2844metros).

Partimos del refugio Casa de la Piedra (Aragón) después de un abundante desayuno. Pasamos Jaca y la frontera con Francia hasta llegar al inicio de la ruta.

Sobre las diez de la mañana empezamos nuestra subida, primero una inclinada ladera hasta llegar a una gran explanada donde se veía el refugio de Pombie y justo al fondo el Midi D’ossau.

Tras dos horas de subida, descansamos en Pombie.

Respecto a la subida escalada en el Midi hubo unas cuantas bajas, entre ellas la mía. Mis piernas no se encontraban con fuerzas después de las diez horas de ayer y tras las cinco del día anterior.

En un principio iban a subir siete personas, así que con las cuerdas, casco, arneses y demás utensilios de escalada fueron hasta la base del Midi.

Los que no íbamos a escalar le también fuimos hasta la base de la primera chimenea donde se empieza la escalada.

Con todo preparado empezaron a escalar la primera grieta, pero no es tan fácil como parece. Cuando estas en ella y ves que te faltan puntos de apoyo y que la caída es colosal ahí es cuando te tiemblan las piernas y haces uso de la razón.

Se sabe que la primera de las tres chimeneas es la mas dificultosa para escalar pero aun así varios se dieron la media vuelta y dejaron que cuatro que ya tenían experiencia en la escalada lo subieran.

Para ver la galeria de fotos completa: Pirineos

Pirineos II – Desde Sarradets al Parque de Ordesa

Sol, lluvia, hielo y mucha nieve la que nos encontramos en nuestros tres días de ruta por las zonas francesa y española. Refugio de Sarradets, casa de Piedra, Bujaruelo, Brecha de Rolando, Faja de las Flores, Ordesa, Midi D’ossau. Son algunos de nuestros espectaculares objetivos.

Pirineos – Pirenaicos 2011

~ Tramo Azul (Refugio de Sarradets – Ordesa)

Amanecimos con un tiempo totalmente diferente. Por la noche las temperaturas habían bajado hasta las –10ºC y lo que ayer eran bancos de niebla hoy eran impresionantes vistas de Gavarnie, Rolando, espectaculares picos y vertiginosas pendientes.

Desayunamos sobre las ocho de la mañana: Un vaso de leche con “café”, pasteles y unas tostadas con mermelada. Teníamos que reponer fuerzas pues nos esperaba un día muy largo.

Nos dividimos en dos grupos:

1-     Bajada de nuevo por Bujaruelo, siguiendo la misma ruta por la que ascendimos

2-     Subida por la brecha de Rolando, continuación por la faja de las flores y descenso por la fajeta hasta Ordesa.

Mi padre y Juanjo optaron por quedarse la mañana en el refugio. No habían subido crampones y el intentar ascender o descender por las gruesas capas de hilo era un suicidio. Aprovecharon hasta el deshielo para ver el circo de Gavarnie y sacar unas cuentas fotos a la cascada:

Los demás con los crampones bien ajustados nos pusimos manos a la obra. Como una fila de hormigas fuimos subiendo por la ladera helada hasta la brecha de Rolando.

Ya en la brecha se barajo la opción de realizar un pequeño cambio en la ruta y añadir un pico de 3000 metros, por lo que nos volvimos a dividir en dos grupos.

1-     Brecha de Rolando, Ascensión al Casco (3006 metros), faja de las flores y fajeta

2-     Brecha de Rolando, Faja de las Flores y Fajeta

Cinco de nosotros entre ellos yo, optamos por subir al Casco

Comenzamos a subir,  faldeando una ladera, sin duda, lo que mas respeto me ha dado de toda la ruta, la posición antinarutal de los pies, unido al estrecho camino y sumándole la pendiente de varios metros de hielo hizo que en mas de una ocasión las piernas me temblaran.

La ascensión al casco la realizamos en una hora teniendo que quitarnos los crampones en los últimos metros por falta de nieve.

Al bajar la cosa fue mas divertida, la nieve se estaba deshelando y simplemente con el propio peso del cuerpo fuimos bajando.

Ha mitad de bajada y desviando nos unos metros se encontraba la cueva helada de Casterets, sin duda el lugar mas impresionante de la ruta. Una enorme cueva tenebrosa que se encontraba prácticamente congelada.

Estalagmitas, columnas e incluso una impresionante cascada

La ultima bajada me impuso lo suficiente para quedarme rezagado e ir paso a paso, una lengua de hielo con un desnivel que imponía.

Una vez ya en la llanura, denominada el desierto de Goriz, paramos a comer un poco y reponer  fuerzas. El calor era sofocante y aun nos quedaba la mitad de la ruta. Llaneamos hasta llegar al inicio de la Faja  de las flores donde el paisaje cambiaba radicalmente.

Las vistas del Valle de Ordesa son espectaculares a la vez que imponentes.

La Faja tiene aproximadamente tres kilómetros de largo y el camino que, a veces, llega a tener únicamente medio metro de ancho, se considera como el lugar mas aéreo del parque.

Las sensaciones son únicas y sin lugar a dudas una impresionante experiencia. La dificultad es nula ya que es un sendero llano, pero lo que realmente es imponente son los 2200 metros de altitud y el parking en caída vertical, esta a 1100 metros de distancia…

  El ir sacando fotos e ir caminando lo desestime en los
dos primeros metros, cada foto una parada.

Ya en el inicio de la Fajeta, nos tomamos 10 minutos de descanso comiendo algunos frutos secos y reponiendo líquidos. Esta no tuvo ningún tipo de peligro, simplemente bajar por algunas piedras grandes fácilmente asequibles y después de ello, una hora de zigzagueando por un pinar.

Vamos, lo “idóneo” para acabar de rematar las rodillas que ya daban los síntomas de haber llegado al limite. Esta ultima hora se hizo se nos hizo muy pesada, la humedad era elevada y cuando se respiraba te asfixiaba mas.

Por último,  nos quedaba un kilómetro sobre asfalto para llegar al parque de Ordesa y donde nos esperaban los demás, como no, con unas jarras de cerveza bien fresquita.

Una ruta increíble de 10 horas, incluyendo mi primer 3000 y ganando el duelo a la Faja de las Flores y sus impresionantes precipicios.

Para ver la galeria de fotos completa: Pirineos